jueves, 6 de diciembre de 2018

Taller Emocio-artístico con los colores de los chakras. 8-12-2018 en Plaza Huerto Sogueros de Castellón.

Ha habido un cambio en la ubicación de las actividades del Voluntariado de la PVCV en Castellón. 
 Se realizarán en la Plaza Huerto Sogueros desde las 10 hasta las 14 horas de este próximo sábado. 
    El taller de la Asociación Chaacor, con Laura Miró y Marisol Brenchat, será a las 11.00 horas.




sábado, 24 de noviembre de 2018

Testimonio Personal: Por una Salud Integral. Charla. Relajación. Tertulia y refrigerio

Dice Nuria: " Cuando dejé de luchar contra el cáncer y me enfoqué en potenciar mi salud..."

Puedes acudir a escuchar y charlar con  esta psicóloga y terapeuta que habla desde  su profunda experiencia  con el cáncer.




Si te apetece conocer más sobre Voluntariado (PVCV). Día 8 de diciembre de 2018


Animamos a quien quiera conocernos, profundizar en el tema del Voluntariado, y disfrutar con lo que las entidades de la Plataforma del Voluntariado de la Comunidad Valenciana hemos organizado para este día. Gracias por compartir.
Es en la Plaza Huerto Sogueros de Castellón




domingo, 21 de octubre de 2018

Agradecimientos y conclusiones del IV Encuentro: Paz y aceptación de la muerte. Fotos de Pepe Personal

La Asociación Chakra Corazón agradece a todos los participantes, colaboradores y presentes que estuvieron el día 5 de octubre de 2018 en el Menador para este IV encuentro o jornada que nos ayuda a perfilar caminos o vías de vivir en Paz ante situaciones propias de nuestra cotidianeidad.

Gracias a Pepe Personal por estas fotos que nos recuerdan lo compartido; también a Nuria Trilles por la presentación de la revista "Hojas al Viento Chaacor", a Silvia Teruel y Juan Gaspar Nebot por las lecturas y a  Patricia Caballero&Enrique Albiach por su Arte de la Danza y Cantos Armónicos Ancestrales con Digeridoo. 















Resumimos  las principales ideas vertidas por los ponentes en la mesa redonda del  
IV Encuentro Chaacor : Educación en la Paz y aceptación  de la muerte

Beatriz Gil Juliá expuso que  la muerte, desde siempre, ha sido un tema controvertido y ha suscitado grandes preocupaciones. Citamos sus palabras. “A lo largo de la historia, el concepto de muerte ha ido evolucionando desde una disposición natural en la Edad Media hasta el gran individualismo que vivimos en las sociedades occidentales, lo cual es de gran importancia puesto que su conceptualización determina de alguna manera el modo en que afrontamos la muerte (tanto propia como la de un ser querido). Si bien nuestra sociedad actualmente tiende a negar la muerte, no cabe duda de que ésta no puede retrasarse indefinidamente. Por tanto, más que intentar evitar la muerte a toda costa lo que necesitamos es un objetivo mucho más realista: “prepararse para ella”, normalizando su abordaje. En este sentido, Callahan (2000) ya apuntaba que el objetivo del S.XXI debía ser doble: a) prevenir y curar las enfermedades; y b) proporcionar los mejores cuidados al final de la vida. Desde este marco de atención integral de la persona ante el final de la vida, se pretende dar cobertura a todas y cada una de sus necesidades (físicas, sociales, psicológicas y espirituales) a lo largo de un proceso de adaptación que sin duda ayudará a facilitar una muerte digna, una muerte en paz.”

Joaquín Moliner,  médico,  abordó el tema desde el punto de vista cristiano.
"La visión cristiana sobre la muerte es de paz, gozo y esperanza. Se basa en que los cristianos conocemos, por la fe, que Dios existe y hay 2 aspectos de este Dios-Padre que nos sirven para tener esta visión sobre la muerte:
1.- Dios nos ama inefablemente; y conocemos y vamos experimentando cada vez más este profundo e inmenso amor que nos tiene a todas y cada una de sus criaturas.
2.- Aunque es un Dios escondido, no es distante, sino que actúa con su infinita misericordia, bondad y sabiduría en todos los acontecimientos que se producen en el Universo, y, en concreto, en los que nos afectan a nosotros.
Sobre estas bases, los cristianos estamos, pues, en paz, tanto cuando la vida nos sonríe y nos trata con dulzura, como en tiempos de contrariedades, obstáculos, sufrimientos, porque, en estos últimos, sabemos que el Buen Dios sigue actuando y sigue próximo a nosotros y, aunque no entendemos estos sufrimientos, estamos confiados en que tienen un sentido (sería como el hijo que confía ciegamente en su padre, porque ha experimentado que no le falla nunca). Esto nos lo enseñó (y nos lo sigue enseñando) el Dios-Hijo (Jesucristo).
Así es que, la muerte no es otra cosa para nosotros que un regreso al Paraíso, donde la felicidad es indescriptible y permanente Paz, por cuanto estamos eternamente ante la presencia de este Dios, tal y como le sucedió a Jesucristo cuando vino a la tierra". 


Para Mari Paz Ramos, la palabra “Paz” ha tenido un gran significado en su vida.
“Es mi nombre y recuerdo un día en que unos indígenas de Brasil me hablaron de la enorme influencia que tiene el nombre sobre una persona. Cuando era pequeña y me preguntaban qué significaba mi nombre personas de otros países, yo lo definía como “el fin de la guerra”, para mí eso era Paz. No era la única. Por ello me encantó comenzar mis estudios de Doctorado en la Cátedra UNESCO de estudios por la Paz y conocer la figura del teórico noruego Johan Galtung, a quien debemos la conceptualización de la diferencia entre Paz positiva y Paz negativa. Galtung en su obra da contenido al concepto de Paz positiva y la define como la sumatoria de las necesidades humanas básicas cumplidas en toda la sociedad de esta manera: supervivencia + bienestar + identidad + libertad.
Así mismo en “Violencia Cultural” (1989) distingue 3 tipos de violencia a los que corresponderían 3 tipos de Paz: Cultural, estructural y  directa. Podemos imaginarlos como una pirámide en cuyo vértice se encuentra la violencia directa y en cuya base se encuentran la violencia estructural y cultural influyéndose todos ellos. La violencia directa sería la violencia visible y notable, la estructural aquella originada por la injusticia y la desigualdad, y la cultural por los aspectos simbólicos y culturales que se pueden utilizar para legitimar la violencia directa y estructural.
Es en el contexto de violencia estructural donde muchos jóvenes pierden el aprecio por la vida, hay una aceptación de la muerte no libre, sino forzada por las circunstancias. De ahí la importancia de poder tener un contexto de paz.
Para Galtung esta paz sería una paz correspondiente a los tres tipos de violencia dando lugar a  tres tipos de “Paces”: Paz directa, Paz estructural y Cultura de Paz. La Paz quedará definida por la capacidad de manejar los conflictos con empatía, no violencia y creatividad".

 José Ramón Rodríguez se centró en la actualidad y la importancia de la atención plena para una buena muerte. “Debido a la disparidad religiosa, o la ausencia de ella, no disponemos de los recursos apropiados para paliar el inmenso sufrimiento que generan los procesos relacionados con la muerte. Por tanto, resulta necesario y urgente encontrar unas herramientas adecuadas para afrontarla, tanto la ajena como la propia, y que sean útiles para todos, independientemente, o además, de sus prácticas espirituales o de la ausencia total de ellas.
Desde la Asociación Chakra Corazón y la Fundación Vivir un Buen Morir fomentamos la visualización con los colores y vibración de los chakras y el mindfulness o atención plena, como una herramienta esencial en el acompañamiento de moribundos, ya que lo convierte en una práctica espiritual profunda que desarrolla una calidad de presencia basada en el silencio, la escucha activa y la capacidad de aceptación del presente sin condiciones, tal y como es, con total ecuanimidad hacia su carácter impermanente”.    

Roberto Miró siguió diciendo que “la muerte es vida, un conjunto complementario; y  morir bien requiere vivir bien. Aunque, en general, no se acepta la muerte, hay personas que sí lo hacen y traigo a colación  la anécdota de unos hermanos cuyo padre murió repentinamente; su viuda me dijo, al ir a darle el pésame, que ella aceptaba lo que Dios le daba alegando que por algo sería pues  se lo había dado y se lo había quitado. Esto la obligó a cambiar su planteamiento de trabajo y, con el tiempo, su vida fue muy activa.
Asimismo, me parece importante mantener buenas relaciones con familiares y amigos pues cualquier tragedia, como la del 11-M, puede hacernos sentir en paz  o mantener un sentimiento de culpa si uno estaba enfadado con la persona que falleció.

Respecto al acompañamiento, en  especial a los padres y familiares próximos, es fundamental poder devolver lo que en su día nos ofrecieron nuestros seres queridos. Yo lo intenté y ya no lloré la muerte de mi madre, posterior a la de mi padre que sí me hizo sufrir  y derramar más lágrimas.
El hecho de morir en paz y/o ayudar  a otros a aceptarlo permite una mejor continuidad de la vida”.




miércoles, 19 de septiembre de 2018

IV Encuentro y jornada de Paz-Aceptación de la muerte


Os invitamos a acudir al Menador el día 5 de octubre para este IV Encuentro de Paz y participar en el coloquio. Todos podemos vislumbrar nuevas formas de aceptar en calma lo que ahí está, Es y nos espera desde el momento de nacer,  siempre. 

     Gracias por compartir y difundir. 



viernes, 24 de agosto de 2018

Bienvenidos septiembre y un taller de Chakras y Cuencos Tibetanos

              
                  Un nuevo otoño y nuevas oportunidades

Inauguremos una nueva estación con una buena actividad: prepararnos desde la calma y la armonía para la vida diaria. 

Los Chakras y Cuencos tibetanos nos ayudan a vislumbrar-sentir
la vibración de nuestro Ser y la capacidad que todos tenemos para conseguir Paz.